Vitamina c

 
vitamina-c

Vitamina C, ¿conoces sus beneficios?

Seguro que si piensas en vitamina C te imaginas un rebosante zumo de naranja recién exprimido, que inmediatamente asocias a propiedades saludables. Todos conocemos su poder antioxidante y su eficacia para reforzar el sistema inmunológico, pero en este post vamos a centrarnos en cómo la vitamina C puede ayudar a los deportistas.

La vitamina C protege a nuestro cuerpo de los radicales libres que se generan cuando practicamos deporte de forma intensa. Nos ayuda a superar el estrés oxidativo que se produce con el esfuerzo. Por este motivo, es imprescindible incorporarla en la dieta si practicamos deporte, ya que nuestro cuerpo no tiene capacidad de producirla. Para compensar, la vitamina C está presente en muchos de los alimentos de consumo diario si mantenemos una alimentación equilibrada y sana.

Vitamina C, por qué incluirla en tu dieta

 

Combate el estrés oxidativo

Las propiedades antioxidantes son las más conocidas de la vitamina C. Cuando practicamos deporte obligamos al cuerpo a producir una fuerte carga de oxígeno que provoca un desequilibrio y genera radicales libres. La vitamina C tiene la propiedad de inhibir la oxidación que provocan. Es un antioxidante exógeno, lo que significa que se introduce a través de la dieta.

Contribuye a la regeneración muscular

La vitamina C tiene un importante papel en la producción de colágeno, presente en los huesos, tendones y músculos. De ahí que su ingesta sea especialmente recomendada en el caso de deportistas que acostumbran a sufrir lesiones. La vitamina C contribuye a la regeneración de los tejidos.

Facilita la absorción del hierro

Los deportistas que practican entrenamientos de gran intensidad están expuestos a una disminución de los glóbulos rojos. Es lo que se conoce como anemia ferropénica. El consumo de vitamina C contribuye a combatirla porque facilita la absorción del hierro en el intestino.

Mejora el sistema inmunológico

El consumo de vitamina C para reforzar el sistema inmunológico ha sido objeto de numerosos estudios. Algunos han demostrado que en el caso de deportistas se redujo hasta a la mitad los casos de resfriado común. Además, también ayuda a prevenir infecciones intestinales, frecuentes en personas que se someten a esfuerzos intensos.

Vitamina C, qué cantidad es la recomendada

Existe consenso total sobre las propiedades saludables de la vitamina C, pero no hay tanta coincidencia sobre cuál es la cantidad diaria recomendada. Si tomamos como referencia a la Organización Mundial de la Salud, la dosis aconsejada es de 45 miligramos al día, pero hay estudios que recomiendan entre 6 y 18 gramos diarios. No dejes que esta falta de consenso sobre la dosis recomendada te disuada, ya que el riesgo de intoxicación por vitamina C es muy bajo, ya que el cuerpo no la almacena. Un consumo en exceso puede provocar episodios de diarrea.

 

Alimentos ricos en vitamina C

El zumo no es la única fuente de vitamina C, hay muchas otra frutas ricas en ácido ascórbico, como las fresas, el kiwi, la guayaba o el melón. Entre las verduras y las hortalizas, destacan por su alto contenido en vitamina C el brócoli, los pimientos rojos, las espinacas o las coles de Bruselas. Anímate a incorporar estos alimentos “C” a tu dieta.

 

Suplementos de vitamina C

Si haces deporte, necesitas un aporte extra de vitaminas que debería ser cubierto por la alimentación. Sin embargo, en ocasiones nuestra dieta diaria no tiene el valor nutritivo suficiente y es necesario complementarla con suplementos de vitaminas. En el caso de la vitamina C, puedes incorporarla a tu dieta en diferentes presentaciones, como comprimidos, barritas energéticas o geles.

Para los que entrenan duro a diario, es muy aconsejable un aporte extra de antioxidantes, y la vitamina C puede dártelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *