Las agujetas y el ácido láctico

Las agujetas. Esas “enemigas” que todos alguna vez hemos sufrido cuando retomamos el deporte o cuando empezamos a ejercitar una nueva parte de nuestro cuerpo. Pero, ¿sabemos realmente por qué aparecen las agujetas?

Agujetas: ¿son fruto del ácido láctico?

La extendida idea de que el ácido láctico era el responsable de las agujetas se mantuvo durante muchos años. Más tarde, se demostró que el origen de las agujetas se encuentra en las micro-roturas musculares ocasionadas a raíz del ejercicio.

Actualmente el ácido láctico carga con la culpa de la aparición de la fatiga muscular mientras realizamos ejercicio. Pero la verdadera razón de esta fatiga es la acumulación de iones hidrógeno en las fibras musculares, provocando cierta acidez y, en consecuencia, esa conocida sensación de ardor.

¿Cómo aumenta el ácido láctico en la musculatura?

La molécula que utiliza la musculatura para producir energía se llama ATP (Adenosina Trifosfato). Ésta se puede obtener tanto con la intervención de la creatina como a través de la oxidación de glucosa para producir energía. También se puede conseguir a través de la glucólisis anaeróbica: el organismo genera ácido láctico para realizar la glucólisis en ausencia de oxígeno.

Si practicas deportes de alta intensidad y larga duración, te interesará saber que al necesitar niveles tan elevados de energía, se “colapsa” la vía aeróbica, haciéndola insuficiente para proporcionar el ATP necesario a la musculatura. Es en este momento cuando la glucólisis anaeróbica se encargará del aporte de energía aumentando la presencia de ácido láctico en la musculatura.

Ácido láctico, co-responsable

Lo cierto es que la transformación del ácido láctico puede provocar un aumento de iones hidrógeno y, por tanto, de acidez muscular. Sin embargo, esta no es más que una reacción más que liberan estos iones en el músculo.

Por eso, podemos afirmar que el ácido láctico no es el responsable único de las agujetas, sino que juegan un papel esencial otros factores como una correcta hidratación corporal, la capacidad de producir energía,… y muchos otros aspectos relacionados con la alimentación y las características físicas de la persona.

Suplementos deportivos para inhibir el ácido láctico

Nuestro organismo no está preparado para regular desequilibrios provenientes de ejercicios de alta intensidad. Por eso, actualmente podemos encontrar un gran número de suplementos para inhibir el ácido láctico y evitar los daños colaterales de este tipo de entrenamientos.

  • Energéticos: para aportar al cuerpo la energía necesaria mediante una vía diferente a la de los hidratos de carbono. Así, se evita la glucosa para producir energía y por tanto, no se genera ácido láctico. Por un lado, podemos optar por los aminoácidos ramificados (BCAAs) o la L-Carnitina.
  • Metabolismo taponadores: los aminoácidos en general pueden servirnos para provocar un efecto taponador para controlar la acidez de la sangre. También sería el caso de la creatina y el de la carnosina.

Esperamos que este post os haya servido para saber, de una vez por todas, hasta qué punto del ácido láctico es el responsable de la aparición de agujetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *