El ejercicio físico de larga distancia conlleva un consumo calórico importante, así como un deterioro de las proteínas musculares, articulares y una pérdida de hidratación y electrolitos. Precisamente todos estos nutrientes que el cuerpo pierde y/o desgasta durante la actividad son la principal causa, si no se reponen, de lesiones musculares y articulares así como de problemas de recuperación y de salud.

Por todos estos motivos siempre será recomendable asegurar una buena recuperación muscular y una buena reposición de líquidos y electrolitos, sin olvidarnos de un correcto aporte calórico a partir de hidratos de carbono (geles, barritas…) que nos ayudarán a mantener los niveles de energía estables.

Ver como

Productos por página

Productos por página

Consulta a nuestros expertos

¿Tienes alguna duda sobre nutrición deportiva?

Pregúntales

Newsletter

Suscríbete y entérate de todas nuestras ofertas y noticias.