Kefir

 
kefir

Kéfir, ¿conoces sus propiedades para los deportistas?

El kéfir es un hongo con múltiples propiedades y beneficios para nuestro organismo. Ayuda a luchar contra enfermedades del riñón, infecciones, úlceras de estómago… Además, te puede resultar de gran ayuda si practicas deporte. ¿Quieres saber cómo?

Kéfir: beneficios

Debido al gran número de ventajas que nos aporta el kéfir, ha cobrado gran importancia durante los últimos años en el mundo del deporte a pesar de que su consumo es una tradición que pasaba de generación en generación en algunos países.

Actualmente, el kéfir se ha convertido en imprescindible para aquellas personas buscan seguir una alimentación saludable. Además es un alimento de fácil digestión, por eso es recomendable para todos. ¡Vamos a ver cómo puede ayudarnos en nuestro día a día!

El kéfir es rico en vitaminas (del grupo B sobre todo), minerales, antioxidantes y aminoácidos. De ahí sus múltiples ventajas entre las que se encuentran las siguientes:

  • Ayuda a mantener la salud cardiovascular. El kéfir contribuye a limpiar los vasos sanguíneos y, por tanto, a regular la presión sanguínea.
  • Fortalece el organismo al mejorar las defensas de forma natural. Protege el sistema respiratorio puesto que sus propiedades antibióticas protegen los pulmones, reduciendo los problemas respiratorios que todos en alguna ocasión hemos sufrido.
  • Ayuda a perder peso. Si uno de tus objetivos por los que practicas deporte es la pérdida de peso, debes saber qué el kéfir también se convertirá en tu aliado. Al tratarse de un prebiótico, acelera el metabolismo mejorando la digestión de las grasas y fomentando un mayor consumo de energía.
  • Efectos antiinflamatorios. El kéfir puede ayudar a mejorar procesos inflamatorios (gastritis, pancreatitis…). Además, reduce el dolor en las articulaciones.
  • Y además… regula el tránsito intestinal.

Como ves, el consumo de kéfir ofrece múltiples ventajas. Sin embargo, debes ser consciente que no sustituye a ningún medicamento. Es un alimento más que podemos incluir de forma regular en nuestra alimentación si lo que buscamos es cuidarnos lo máximo posible.

Y tú, ¿ya has probado el kéfir? ¿Te gustaría saber cómo preparar kéfir? ¡Dínoslo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *