¿Cómo afecta la falta de hierro a tu rendimiento?

El hierro es un mineral imprescindible para que nuestro organismo funcione correctamente. De hecho, es uno de los más importantes a varios niveles. ¡Y nos ayuda a mantenernos fuertes!

En personas que practican deporte con regularidad, un aporte correcto de hierro se convierte en más importante todavía, ya que sus demandas corporales son distintas a las de las personas que llevan un estilo de vida menos activo. Por eso hoy vamos a ver cómo puede influir la falta de hierro en nuestro rendimiento deportivo.

Falta de hierro, ¿por qué es tan importante?

El hierro mantiene el nivel de glóbulos rojos, encargados de transportar el oxígeno desde los pulmones hasta nuestras células. De ahí que una carencia de hierro hará que nuestra sangre contenga menos oxígeno y, por tanto, nuestra energía se verá mermada afectando al rendimiento deportivo.

Si tienes anemia te sentirás más cansado e incluso tendrás malestar general ya que la anemia afecta a la termorregulación corporal. Otro de los síntomas son las palpitaciones y la taquicardia, así como cambios de humor continuos.

Sin embargo, una persona deportista puede tener unos niveles de hierro dentro del estándar, es decir, no tener anemia pero sí “anemia del deportista”.

Anemia del deportista

Las personas que llevan a cabo ejercicios de resistencia o los que hacen entrenamientos de gran intensidad pueden llegar a sufrir la denominada “anemia del deportista”. Consiste en una reducción relativa de sus glóbulos rojos que se traduce en una bajada considerable del rendimiento. Algo que se debe principalmente a un aporte insuficiente de hierro en relación a sus necesidades como deportistas y que se puede ver agravado por la sudoración profusa o el incremento de acidez de la sangre con aumentar la concentración de ácido láctico.

Alimentos ricos en hierro

Por todo esto es importante que nuestra alimentación incluya el aporte necesario de hierro. No pueden faltar en tu dieta alimentos ricos en hierro como lentejas, hígado, almejas, cereales integrales, espinacas…

Otro punto que solemos pasar por alto son los alimentos que dificultan la absorción de hierro. Es el caso del café y el té o productos lácteos.

Complementos con hierro

Como ya hemos comentado, hacer deporte aumenta las demandas de hierro. Por eso, a veces será necesario un aporte extra. En estos casos, podemos recurrir a suplementos ricos en hierro que nos ayudará a mejorar los niveles y así poder llevar a cabo con éxito el ejercicio que solemos hacer.

Nuestra recomendación es utilizar comprimidos como el Hígado desecado en comprimidos. Cada dosis contiene 450mg de hígado desecado, fuente de vitaminas, aminoácidos, zinc, selenio y hierro.

hierro-comprimidos

También podemos optar por otro tipo de complementos multivitamínicos que incluyan hierro en su formulación si buscamos reforzar el aporte de otros nutrientes como minerales o vitaminas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *