¿Qué son los antioxidantes?

Los antioxidantes son moléculas capaces de prevenir o retardar la oxidación de otras moléculas reaccionando con la especie responsable de esta actividad degenerativa, es decir, los radicales libres*. Gracias a ello, se evita una reacción en cadena capaz de destruir ADN, membranas celulares, proteínas y muchos otros metabolitos de nuestro organismo de forma totalmente descontrolada.

De hecho, el cuerpo humano ya dispone de sus propios métodos de defensa (antioxidantes endógenos), pero éstos resultan insuficientes a causa de la cantidad de factores oxidantes a los que el ser humano está expuesto. Por este motivo, una alimentación equilibrada enriquecida con alimentos de origen natural (frutas, verduras, hortalizas, cereales…) será esencial para combatir y prevenir el deterioro causado por los radicales libres, comúnmente asociado al envejecimiento prematuro y a la predisposición por padecer enfermedades degenerativas.

 *radicales libres: Los radicales libres son unas moléculas muy reactivas que se generan dentro del organismo y que por su estructura química poseen una gran capacidad de dañar células “buenas”.

Por decirlo de alguna manera, el cuerpo humano se pasa el día combatiendo contra los radicales libres que se van generando en su interior. Para neutralizar su efecto nocivo, la presencia de antioxidantes será un aspecto fundamental.

Fuentes de antioxidantes

Desafortunadamente la dieta de hoy en día suele ser bastante pobre en aquellos alimentos con mayor contenido de antioxidantes. Los procesos de cocción de los alimentos y la escasa presencia de alimentos crudos como frutas, verduras y hortalizas han empobrecido nuestra dieta ocasionando un déficit de determinados nutrientes con un elevado poder antioxidante.

Frutas y verduras (preferiblemente crudas), aceite de girasol y de oliva, pescado azul, aguacates, té, café y el vino tinto (por su contenido de taninos) son algunos ejemplos de alimentos donde podemos encontrar ricas fuentes de antioxidantes (vitaminas C y E, minerales, carotenoides y flavonoides).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *